Copa menstrual Intimina Lily Cup™

Intimina

Las copas menstruales Intimina son la forma más cómoda, económica y ecológica de cuidar tu higiene durante el período. 

Más detalles

Nuestra garantía:
    - Asesoramiento personalizado
    - Garantía de devolución
    - Envío gratuito > 75€
    - Pago seguro
    - Atención telefónica: 649462625

29,95€

Copa menstrual Intimina Lily Cup™

Cómo doblar la copa menstrual Lily Cup de Intimina

Lily Cup™ es la copa menstrual de Intimina, diseñada para adaptarse perfectamente al cuerpo y al ritmo vital de cualquier mujer.

Se trata de un recipiente con forma de copa cónica fabricada en silicona médica, 100% biocompatible, hipoalergénica, sin latex, ftalatos, ni toxinas. Es de un material inerte que no absorbe, por lo que respeta la flora vaginal sin alterar su pH natural. Al ser de un material no poroso evita la proliferación bacteriana, por lo que es mucho más higiénica que otros sistemas. El resultado es una copa muy fina, flexiblelavable con agua y jabón, capaz de resistir ser hervida para mayor higiene. No contiene látex, por lo que las personas alérgicas a este compuesto no corren ningún riesgo con su uso. Está hecha con tintes 100% biocompatibles, testados y aprobados según la norma Oeko-Tex Standard 100.

La copa menstrual se introduce en la vagina y se encarga de recoger el flujo. A diferencia de tampones y compresas, Lily Cup™ no absorbe el flujo si no que lo retiene en su interior para posteriormente ser retirado. Es por tanto reutilizable y más saludable ya que, aunque está en contacto con la zona interna de la vagina, no ejerce absorción sobre las paredes de ésta y por tanto también es menos propensa a causar reacciones alérgicas o de sensibilidad. Como no absorbe, no hay estudios ni evidencias que puedan vincularla al síndrome del shock tóxico (SST), que surge a consecuencia de la proliferación de toxinas producidas por ciertas cepas de la bacteria Staphylococcus Aureus, dolencia más habitual en el uso de tampones. 

El tacto de Lily Cup™ es especialmente suave, aterciopelado, para que la inserción sea mucho más fácil y cómoda. Se puede doblar sobre sí misma, de manera que ocupa no más que el diámetro de un tampón. Cuenta con un borde interior capaz de evitar fugas y un pequeño espacio con abertura para que retirar el flujo sea más fácil y limpio. Al tener un borde inclinado, no necesita tener agujeros de liberación de aire para crear el vacío necesario que hace que la copa no se deslice. Incluye un tallo con anillas que puede cortarse si sobresale demasiado como para resultar molesto. Estas anillas sirven para ofrecer varios niveles a la hora de cortar. Es importante dejar al menos una en la copa para que la extracción pueda hacerse fácilmente. Si se corta el tallo, hay que tener en cuenta no hacerlo en una zona muy elevada que pudiera dañar el interior de la copa y hacer algún agujero que cause fugas. 

El ahorro que supone la copa menstrual frente a otros sistemas es considerable. A lo largo de su vida, una mujer puede llegar a utilizar 11.000 productos sanitarios desechables para la menstruación mientras que la copa puede durar hasta 10 años

Colocar Lily Cup™ es muy fácil gracias a su formato compacto, que permite reducirla al diámetro de un tampón y a su textura aterciopelada. Para colocarla, hay que relajar el cuerpo y en especial los músculos vaginales. En una posición cómoda para ti, con una separación de piernas suficiente y con ellas ligeramente flexionadas, puedes probar diferentes formas de doblar la Lily Cup™ para su introducción. La copa se puede doblar sobre sí misma por el lado más corto formando una V o bien enrollada en forma de cilindro. Se introduce en la vagina a una altura menor de lo que se haría con un tampón, dejando el tallo más o menos a un centímetro y medio del exterior. Hay que asegurarse de que la copa se abre en el interior de la vagina y esto puede comprobarse rodeando con un dedo el borde superior de Lily Cup™. Si no se ha abierto del todo, debería extraerse y volver a introducirse para que al abrirse del todo, se genere un pequeño vacío que será lo que impida que la copa se pueda deslizar hacia afuera. En cualquier caso, para utilizarla, se puede recurrir a algún lubricante si esto fuese necesario. 

Puede ocurrir que las primeras veces que se coloca nos resulte complicado, no obstante, suele bastar con hacerlo 3-4 veces para cogerle el truco y una vez lo tenemos, su uso se hace muy sencillo. Se puede tener puesta hasta 12 horas, siendo especialmente cómoda por la noche, si bien esto dependerá de la cantidad de flujo que tengamos. Nos permite realizar cualquier actividad física y se adapta perfectamente a nuestro quehacer diario ya que una vez está colocada correctamente, no notaremos que la llevamos puesta. Aunque puede hacerse un uso continuado de hasta 12 horas, es recomendable vaciarla al menos 2-3 veces al día. Para cambiarla fuera de casa lo recomendable es llevar toallitas encima para poder limpiarla y también limpiar nuestras manos o un botellín de agua. 

Para limpiarla lo que hay que hacer es lavarla antes y después de cada uso con jabón suave y agua caliente. También se puede hervir entre 5 y 8 minutos antes del primer uso cuando se inicia el período y al final, cuando se retira. De esta manera nos aseguramos de que estará perfectamente limpia al utilizarla y al guardarla para el siguiente mes. Durante la menstruación, en cada cambio, basta con lavarla con agua, si bien puede usarse algún jabón suave si se dispone de él y es importante que quede bien aclarada. Si con el tiempo la copa adquiere alguna mancha más difícil de eliminar, se puede lavar con agua oxigenada o vinagre blanco. En el primer caso, se mezcla en un recipiente agua con agua oxigenada (un 1%) y se sumerge la copa en él en remojo al menos 24 horas para a continuación lavarla y eliminar residuos. En el caso del vinagre, se procede igual aunque la proporción será el doble de agua que de vinagre, se deja en remojo también 24 horas y se limpia. No se aconseja el uso de jabones fuertes o limpiadores que contengan derivados del petróleo, aceite de árbol de té y tampoco es recomendable la lejía. La copa incluye una bolsita de tela antibacteriana para guardarla que puede lavarse en la lavadora con detergente suave o para prendas delicadas. 

Lily Cup™ está diseñada para durar varios años, aunque es recomendable reponerla si vemos que presenta cortes, agujeros o si al tacto notamos una película grasa. Puede perder un poco el color, pero esto no hará mermar sus capacidades o efectividad a la hora de utilizarla.

Existen dos capacidades, de colores distintos para diferenciarlos: 

Talla 1: Flujo ligero. Mujeres que no han dado a luz o han dado a luz por cesárea. 28 ml de capacidad. 40 mm de diámetro y 78 mm de longitud. Silicona de grado médico en color rosa claro.

Talla 2: Flujo abundante. Mujeres que han dado a luz o con suelo pélvico débil. 32 ml de capacidad. 43,5 mm de diámetro y 78 mm de longitud. Silicona de grado médico en color fucsia.

Cómo colocar la copa menstrual Lily Cup de Intimina

Reseñas

Sé la primera en comentar este producto

Escribe tu opinión

Copa menstrual Intimina Lily Cup™

Copa menstrual Intimina Lily Cup™

Intimina

Las copas menstruales Intimina son la forma más cómoda, económica y ecológica de cuidar tu higiene durante el período. 

Escribe tu opinión

10 otros productos de la misma categoría: