Información

Novedades

Ofertas especiales

Hora de comer

Desde su nacimiento, un bebé se debe alimentar esencialmente de leche materna o, en su defecto, de leche artificial, si bien lo más recomendable es la leche de mamá. La lactancia materna asegura proporcionarle todos los nutrientes necesarios para su correcto desarrollo y previene la aparición de enfermedades, fortaleciendo su sistema inmune. Si una mamá no puede darle el pecho a su hijo o sencillamente no quiere, tiene opciones en el mercado que, si bien no suplen a la leche materna, pueden s...

Desde su nacimiento, un bebé se debe alimentar esencialmente de leche materna o, en su defecto, de leche artificial, si bien lo más recomendable es la leche de mamá. La lactancia materna asegura proporcionarle todos los nutrientes necesarios para su correcto desarrollo y previene la aparición de enfermedades, fortaleciendo su sistema inmune. Si una mamá no puede darle el pecho a su hijo o sencillamente no quiere, tiene opciones en el mercado que, si bien no suplen a la leche materna, pueden ser una alternativa a amamantar al niño. Ya sea natural o artificial, la leche es el único sustento alimenticio hasta los 6 meses, momento en que ya se puede iniciar en la alimentación complementaria. Esta fase no conlleva otra cosa que darle al peque otros alimentos ya sean triturados o en pequeñas cantidades y porciones reducidas para que pueda empezar a ejercitar la musculatura y huesos de la boca, a fin de que aprenda a masticar una vez vayan apareciendo las primeras piezas dentales. Esta etapa se conoce como alimentación complementaria precisamente porque complementa a las tomas de leche, no la sustituyen por completo. Aquí el bebé aprende a degustar nuevos sabores y texturas. Igualmente, si hasta entonces tomaba leche a demanda, lo más lógico es que se siga este mismo procedimiento y se le dé comida sólida o papillas también a demanda. Existen diferentes corrientes que aconsejan triturar todo aquello que se le dé y otras que recomiendan por el contrario darle trocitos, con los que no corra riesgo de atragantamiento, pero con los que pueda jugar y aprender a morder y masticar incluso desde antes de tener dientes. Esta última es la corriente conocida como Baby Led Weaning (BLW), que aboga porque el bebé se inicie comiendo sólidos sin pasar por batidora ni triturar los alimentos, dejando que él mismo experimente con texturas distintas en pequeñas porciones. Claro que seguir una u otra corriente dependerá en cualquier caso de cómo sea nuestro hijo y lo más recomendable es no forzar ninguna de las dos situaciones. En esta sección podrás encontrar un montón de productos relacionados con el inicio en la fase de alimentación complementaria, tanto si tu bebé toma papilla, como si practicas el Baby Led Weaning (BLW). Suele ser muy útil empezar a utilizar trona para que el niño, ya sentado y sujetando la columna por sí solo, aprenda poquito a poco a comer solo. También suelen ser muy útiles los baberos-recogedor o que cuentan con bolsillo para evitar que los trozos o restos de papilla se le caigan sobre la ropa y también las vajillas a prueba de golpes, muy resistentes, con dibujos o colores llamativos. Encuentra aquí todo lo necesario para que la hora de comer sea de lo más divertida, cómoda y segura para tu bebé. 

Más

Hay 6 productos.

Mostrando 1 - 6 de 6 artículos
Mostrando 1 - 6 de 6 artículos