Minicunas Maxi

Tanto si nuestro bebé es grande incluso desde recién nacido como si queremos practicar colecho unos cuantos meses más de lo que pueden ofrecernos las minicunas o cuando son dos hijos, estas versiones maxi son una gran opción. Comparten con las de menor tamaño todos sus beneficios y funcionalidades, pudiendo facilitar que la mamá dé el pecho al bebé de noche y sin apenas moverse de su cama ni levantarse, pudiendo desarrollar el vínculo que existía entre ambos cuando el peque estaba en la barri...

Tanto si nuestro bebé es grande incluso desde recién nacido como si queremos practicar colecho unos cuantos meses más de lo que pueden ofrecernos las minicunas o cuando son dos hijos, estas versiones maxi son una gran opción. Comparten con las de menor tamaño todos sus beneficios y funcionalidades, pudiendo facilitar que la mamá dé el pecho al bebé de noche y sin apenas moverse de su cama ni levantarse, pudiendo desarrollar el vínculo que existía entre ambos cuando el peque estaba en la barriga y evitando los posibles inconvenientes del colecho en la cama.

Su particularidad principal, y lo que las diferencia de otros tipos, es su tamaño intermedio entre minicunas y cunas colecho. Son unos centímetros más largas, permitiendo así disponer de más espacio en el caso de tener bebés un poquito grandes o incluso en el de querer practicar el colecho desde recién nacido y durante más tiempo a medida que el niño crece. Suelen situarse por encima de los 90 centímetros de largo, sin alcanzar los 120 que por lo general tienen las cunas habituales. Las mini-maxi pueden utilizarlas niños de hasta más o menos año y medio, en función de su talla, así que en algunos casos son el aliado ideal para dar ese pequeño-gran salto de la cuna a la camita, por ejemplo. Todo dependerá de las preferencias y necesidades tanto de padres como de sus hijos.

Al igual que otras de diferentes tamaños, las maxi también disponen de sistemas de anclajes y regulación de la altura de la base sobre la que se sitúa el colchón para adaptarse lo más posible al de la cama principal y que ambos queden al mismo nivel, o, cuando el niño es capaz de ponerse en pie por sí solo, que sirvan como barrera protectora. Existen diferentes acabados y materiales y en función de los gustos de los padres o incluso de la decoración de su habitación, puede elegirse la más idónea entre diferentes colores y diseños

Más

Hay 3 productos.

Mostrando 1 - 3 de 3 artículos
Mostrando 1 - 3 de 3 artículos