Todo en Dos

Los Todo en Dos son pañales de tela lavables compuestos por dos piezas, cobertor y absorbente, unidos mediante diversos sistemas pero que se pueden separar. La principal ventaja de este tipo frente a otros es que poder separar ambas piezas que lo componen permite en algunos casos tener que lavar únicamente el interior, facilitando tanto la tarea del cambio de pañal como el secado. Se trata de la combinación ideal entre los modelos Todo en Uno y aquellos confeccionados con piezas por separado....

Los Todo en Dos son pañales de tela lavables compuestos por dos piezas, cobertor y absorbente, unidos mediante diversos sistemas pero que se pueden separar. La principal ventaja de este tipo frente a otros es que poder separar ambas piezas que lo componen permite en algunos casos tener que lavar únicamente el interior, facilitando tanto la tarea del cambio de pañal como el secado. Se trata de la combinación ideal entre los modelos Todo en Uno y aquellos confeccionados con piezas por separado. 

La parte externa de los Todo en Dos es de material impermeable, por lo general de pul (poliuretano laminado) que a pesar de su resistencia, tiene un índice óptimo de transpirabilidad. Este cobertor es el encargado de evitar que el pis o las deposiciones traspasen a la ropa del bebé. Cuando cambiamos al niño esta parte del pañal puede reutilizarse si no se ha ensuciado o humedecido y lo que se echaría a lavar en este caso sería la parte interna. Ésta, sería el absorbente, lo que está en contacto directo con la piel del bebé y por lo general viene unido al cobertor mediante broches para evitar que tenga que lavarse ambas partes innecesariamente. La parte absorbente suele estar hecha de algodón u otras fibras capaces de aislar la humedad y tienen forma de toallita que puede ser doble y también separable mediante snaps, según el modelo o la marca. Ya que tanto la pieza cobertora como el interior están fabricados con materiales tejidos, el resultado es un pañal que deja transpirar la piel del culito del bebé, evitando irritaciones.

Su uso es muy sencillo ya que cuentan con cierres de velcro o pequeños broches de presión que permiten abrirlos con facilidad, tal como se haría con cualquier modelo desechable. Algunos de ellos, además, pueden ser evolutivos y disponer de más snaps plásticos, dispuestos estratégicamente para permitir encoger o agrandar el tamaño y adecuarse así a la talla del niño. En otros casos, también es posible que las marcas dispongan de tallas, de forma que se pueda elegir el que más convenga en función de la edad o tamaño del bebé. Para poder ajustarse todavía más al cuerpo del peque, suelen disponer de una parte elástica en la zona lumbar y también en las ingles, donde hace de método anti-fugas

Para los papás, se trata de una opción muy cómoda y relativamente más económica que otras, ya que permite disponer de menos cantidad, al tener que lavar con más asiduidad únicamente el interior. No es necesario adquirir piezas adicionales, si bien es cierto que pueden añadírsele absorbentes si se hace necesario un plus de absorción o forros, unas pequeñas gasas de materiales naturales que se colocan en contacto directo con el culito para evitar que la tela quede impregnada de suciedad y haciendo que el lavado y el secado sean todavía más sencillos. 

Los Todo en Dos son una gran alternativa al uso de desechables u otros tipos de pañales de tela, pues aunque sus piezas principales se adquieren unidas, pueden separarse fácilmente para ahorro los papis, que se evitan tener que lavar el pañal entero.

Más

Hay 8 productos.

Mostrando 1 - 8 de 8 artículos
Mostrando 1 - 8 de 8 artículos